Web 2.0 en las aulas universitarias ¿qué piensan los docentes?

Durante las últimas semanas del curso pasado realizamos un curso sobre “Moodle Avanzado” en el que han participando activamente algo más de 50 docentes, sumando las dos ediciones en euskera y castellano. El curso está orientado a mostrar a los docentes otras formas de utilizar las herramientas de Moodle en el aula. A tal efecto se incluyeron apartados como Módulos para actividades colaborativas, Gestión de grupos, Auto-evaluación y Libro de calificaciones, además de un apartado extra sobre herramientas externas (Google Drive, Dropbox, YouTube). Para finalizar el curso se les pedía que compartiesen una idea creativa de utilización de Moodle en alguna de sus asignaturas  a través de una base de datos.

He revisado las ideas aportadas por los docentes tratando de hacer una clasificación y síntesis de las mismas. Me han salido tres ejes fundamentales, relacionados todos ellos con el establecimiento de sistemas de evaluación continua. Por un lado, la organización de las actividades a realizar en equipo, centrada en el uso de las opciones de configuración de "grupos" de Moodle, pero también con frecuentes menciones a “la nube”: Google Drive y Dropbox se imponen como navaja suiza. En segundo lugar, un segundo eje que he titulado “contenidos creados por los estudiantes”, mayoritariamente relacionado con glosarios, wikis y bases de datos, pero también con la versión en euskera de la Wikipedia y presentaciones orales en el aula publicadas en YouTube. El tercer eje tiene que ver con las auto-evaluaciones, como actividades de repaso, control previo a prácticas, examen… Fuera de estos ejes, he recogido bastantes ejemplos relacionados con la evaluación por pares, además de otro grupo importante que expresaba interés por pasar de la hoja de Excel al Libro de calificaciones, sobre todo paraconseguir mayor “transparencia” y para automatizar la comunicación de las notas. En la imagen incluida a continuación se muestran las veces que los docentes han usado  los términos de esta lista cerrada de etiquetas para describir su idea. Una síntesis más exhaustiva de estas aportaciones está disponible en este documento.

Etiquetas escogidas por los docentes para describir sus ideas de aplicación de Moodle y otras herramientas tratadas en el curso

Gráfico: Etiquetas escogidas por los docentes para describir sus ideas de aplicación de Moodle y otras herramientas tratadas en el curso

Este post no pretende sin embargo hacer un resumen de ese texto, sino profundizar en lo relativo al encaje de la Web 2.0 en el escenario descrito: asignaturas presenciales de grado (salvo omisión ninguna de las ideas de aplicación se referían a cursos de postgrado). Este ejercicio se realiza a pesar la limitación implícita en la Web 2.0 en su conjunto cuando en el curso sólo se han tratado algunas de estas herramientas (Google Drive, Dropbox, YouTube). 

A pesar de esto creo que podemos hacer algunas valoraciones acerca de qué prácticas y herramientas están calando (y cuales no).  La mayoría de las aplicaciones de herramientas Web 2.0 declaradas por los docentes están relacionadas con el uso de Google Drive y Dropbox para facilitar el trabajo colaborativo. En su versión más sencilla los estudiantes crean espacios  de trabajo comunes para compartir recursos y elaborar contenidos. Algunos docentes comentan también la posibilidad de hacer un seguimiento más efectivo del trabajo de los estudiantes al poder controlar su progreso. En otro caso, los grupos constituidos deben compartir su trabajo con el resto de la clase en varias etapas del proyecto, facilitando así la puesta en común. En otros casos el uso de Dropbox tiene un sentido meramente práctico donde no aparece el principio participativo de la  Web 2.0, sirviendo exclusivamente para la distribución de contenidos por parte del docente.

Los casos de creación de contenidos por parte de los estudiantes son abundantes en las estrategias presentadas por los docentes, aunque se circunscriben en su mayoría a las herramientas de Moodle (Glosario, Wiki, Base de datos) y se desarrollan por lo tanto en el ámbito exclusivo del curso. Su uso está relacionado con actividades de síntesis o búsqueda de información y se evalúan con puntos extra o un porcentaje pequeño de la nota final. En muchos casos, los docentes que las usan ponen en valor los mecanismos de validación disponibles para el glosario y la base de datos, porque de esta manera evitan que se publiquen contenidos incorrectos. Los casos en los que los docentes implican a los estudiantes en la publicación de un contenido público se limitan a dos prácticas: la grabación de presentaciones de trabajos en YouTube y la publicación de entradas en la versión en euskera de la Wikipedia. En este último caso, los docentes también habían previsto un proceso de validación previo.

La relación explícita de las herramientas Web 2.0 con la búsqueda y procesamiento de la información es poco frecuente. Aunque los docentes entienden que las carpetas compartidas servirán para que los estudiantes guarden recursos encontrados en Internet de interés para la actividad, no se precisa cómo o dónde recomiendan estas búsquedas. Sólo en un caso una profesora pide a los estudiantes que busquen  un número determinado de artículos científicos y vídeos online sobre un tema concreto, valorando a continuación la adecuación de las fuentes presentadas. No existen menciones a nuevas formas de localizar información relevante, como por ejemplo el uso de redes sociales o de buscadores específicos. Sí existe sin embargo un ejemplo de actividad que busca precisamente evitar que los estudiantes se centren en la consulta de uno de los iconos de la Web 2.0, la Wikipedia. La profesora establece una actividad donde el conjunto de los estudiantes deben participar en la elaboración de una base de datos con recursos relevantes para el estudio de la asignatura y posteriormente identificar los recursos aportados por sus compañeros que son más valiosos en su opinión. En palabras de la profesora, esta recopilación “les ayudará a salir de los apuntes de clase y de la Wikipedia para preparar cualquier tema”. Es probable que el propio formato en el que los docentes han realizado sus aportaciones, centrado en la aplicación de Moodle y otras herramientas, pueda no ser el más propicio para recabar información sobre este tema. Esta preocupación sí se explicita en algunas aportaciones, por ejemplo uno de los docentes que propone a sus estudiantes publicar en Wikipedia lo hace “como forma de motivación e inducción hacia la exactitud, rigurosidad y procesamiento de la información que hayan podido obtener por diferentes medios

Finalmente, en muchos de estos casos subyace un interés de los docentes por promover el desarrollo de las competencias TIC, lo que podría relacionarse con la toma en consideración de nuevas formas de alfabetización. En varios casos los docentes “aconsejan” a los estudiantes que usen soluciones prácticas para su trabajo colaborativo, como Dropbox y Google Drive, o les permiten entregar sus trabajos a través de estos canales. Otros docentes, de forma más explícita, relacionan el uso de herramientas TIC en las actividades en grupo y en las prácticas con el desarrollo de las competencias tranversales relacionadas con las TIC asociadas a su asignatura.

Si hacemos por lo tanto una recapitulación, nos encontramos con que las herramientas Web 2.0 están encontrando un hueco en las aulas universitarias como elemento facilitador del trabajo colaborativo pero su implantación en otras facetas es muy escasa. Los contenidos generados por los usuarios se realizan en la mayoría de los casos dentro del ámbito del curso y enmarcados en un proceso de validación, lo que no encaja con la premisa de apertura, uno de los pilares de la filosofía Web 2.0. Los aspectos relacionados con las nuevas formas de alfabetización y de tratamiento de la información quedan aún más diluidos.

Creo que puede ser conveniente terminar este análisis confrontando las ideas aportadas por los docentes con otro concepto básico de la Web 2.0, la personalización, y, en particular, los entornos personales de aprendizaje. Ismael Peña-López definía reciententemente los PLE como “a set of conscious strategies to use technological tools to gain access to the knowledge contained in objects and people and, through that, achieve specific learning goals”. Es fácil adivinar que la mayoría del profesorado universitario no ha oído hablar de PLEs, aunque sí que habrá escuchado hablar del desarrollo de habilidades y competencias para aprender de forma autónoma (auto-dirigida me gusta más, pero bueno) y de cómo la tecnología tiene algo que ver con todo esto. Este es el punto donde me parece más importante investigar cuáles son las concepciones de los docentes.

Share this

Creo que no debemos obviar

Creo que no debemos obviar los nuevos avances ya que nos dan numerosas facilidades también en el campo de la educación y las herramientas web 2.0 no son ni mucho menos una excepción a esto. Por ejemplo los programas para compartir archivos que comentáis vienen de maravilla

Un gran avance tecnológico

La web 2.0 ha sido un enorme avance tecnológico para todos los campos, sobre todo para la enseñanza, nunca antes hemos tenido tanta información al alcance de nuestras manos, y las nuevas herramientas nos permiten hacer cosas increíbles, como compartir archivos para trabajar en equipo, o dar o asistir a un curso impartido por una persona de otro país sin necesidad de moverte de casa, incluso sin necesidad de adaptarte a un horario, estamos viviendo una etapa apasionante e impresionante.